Todo sobre los CEREALES

Todo sobre los CEREALES

La palabra cereal se deriva de Cerealia, nombre de una ceremonia mitológica romana que se celebraba en honor de Ceres, diosa de los granos, instituidos unos 500 años antes de Cristo.
Los cereales están representados por seis importantes plantas herbáceas de la familia de las gramíneas: trigo, arroz, maíz, cebada, centeno, avena, cuya característica es tener sus frutos en forma de granos secos.
Desde los tiempos más remotos, los cereales han desempeñado un papel primordial en la alimentación humana. Es tan notoria su influencia que, en la actualidad, se puede señalar dos grandes grupos en la civilización humana: los que comen trigo y los que comen arroz. Los primeros en Occidente, y los segundos en Oriente.
Botánicamente, la estructura de estas plantas es similar a la de otros miembros de gran familia de las herbáceas. Las raíces son fasciculadas y los tallos relativamente delgados, huecos a menudo, salvo en los nudos. Las hojas son estrechas y largas, paralelinervias, con fundas o con vainas que rodean los tallos. Las flores son pequeñas, sin sépalos ni pétalos y carentes de valor decorativo; estas culminan en pequeñas celdas llamadas espiguillas cada una de las cuales tiene en su base un par de brácteas escamosas y duras llamadas glumas o cáscaras. Además, cada flor está rodeada por dos brácteas, lemma y palea que envuelven a veces los granos maduros; estas brácteas se conocen también con el nombre de cascabillos. Su inflorecencia tiene forma de espiguilla en racimo y es variada. En eI trigo, la cebada y el centeno, tienen forma de espiga; en la avena y el arroz en forma de panículo abierto.

Las flores de todos los cereales son perfectas excepto en el maíz. Esto quiere decir que cada flor lleva estambres y pistilos. En el maíz, las flores son imperfectas; unas llevan estambres y otras tienen pistilos, formando hileras sobre la panocha que puede considerarse una espiga compuesta.
El fruto de los cereales es del denominado carióspide: fruto seco de una semilla en que la membrana del ovario y la piel de la semilla se funden en él proceso de maduración. Por el rico contenido de los cereales en sustancias alimenticias, son objeto de transformación industrial para la obtención de productos comerciales, tales como: almidón, aceites comestibles, dextrinas, bebidas alcohólicas, disolventes industriales, y muchos otros derivados de creciente demanda en la vida moderna.
Los cereales aportan elementos nutritivos tan valiosos como niacina, tiamina, hierro e hidratos de carbono. Además de estos elementos, los cereales contienen, en su estado natural, vitaminas B y minerales importantes para la nutrición. Es por eso que en la elaboración comercial de los cereales, al separar la cáscara o cubierta del grano para obtener las harinas se pierde una parte de su valor nutritivo. Por ejemplo, el arroz al ser pilado, o descascarillado, pierde sus vitaminas que están en el tegumento o salvado y que comúnmente se denomina polvillo de arroz.

Durante la elaboración comercia! de los cereales, se les suele agregar cantidades adecuadas de minerales o vitaminas para conseguir un alto valor nutritivo completo. Por eso, muchas veces se dice “enriquecido con vitamina D o C, etc.”
Los cereales se consumen en la alimentación humana en diversas formas y preparados. En harinas para la fabricación de pan, fideos, tortas, etc. Sémolas, hojuelas malteadas o granos previamente descascarillados que se preparan con o sin condimentación en diferentes clases de potajes.
Las estadísticas de producción señalan que Estados Unidos de Norteamérica es el primer productor de cereales en el mundo, le siguen Canadá, Argentina y Rusia. El Perú produce pocos cereales todavía y necesita importar granos para atender sus necesidades, especialmente trigo y arroz.
Sin embargo, con programas orientados a aumentar el número de tierras cultivadas especialmente en la costa, la producción de arroz puede superar la demanda interna y convertirse en país exportador de ese grano.
Entre los cereales, el trigo y el arroz son los más importantes. EI trigo que se cultiva hace más de 5,000 años, tiene su origen en Asia Menor y Sudoccidental. El arroz, típico de los países tropicales, procede de Asia Meridional y se cultivó en China hace más de 4,000 años.

El Maíz, originario de las tierras altas de América Central o de América del Sur, es el único cereal nativo de América y como planta cultivada, es más moderna que la del trigo. El Maíz fue introducido en Europa por Cristóbal Colón .
La cebada, el  centeno y la avena son considerados cereales menores. El Origen de la cebada es probablemente el suroeste de Asia y el Norte de Asia, y es una de las plantas más antiguas cultivadas por el hombre. Por su rápido crecimiento puede cultivarse en latitudes frías. El centeno fue conocido por los griegos y romanos y su cultivo es posterior al de los otros cereales.
Crece en climas fríos y a grandes alturas. Proviene seguramente del sudeste de Europa y Asia Menor. La avena es de origen probablemente Asiático, y su cultivo, es también posterior a los otros cereales.

Todo sobre los CEREALES